Confidencial: Javi Rico y David Gallego, o el negocio de Promoesport en el Sporting

La escuadra de El Molinón se desangra en la tela de araña tejida por la agencia de representación

0
16944
Javi Rico, director deportivo del Sporting, en El Molinón. /FOTO: SPORTING

“Se lo tienen muy bien montado. Captan a directores deportivos que se encuentran en paro y les dan trabajo. Y luego, los colocan en los clubes a sabiendas de que con casi total propiedad éstos van a tirar de jugadores o de entrenadores de la agencia, para la que incluso van a captar a los futbolistas más jóvenes de sus canteras. Una inmejorable manera de ganar dinero”.

A juicio de un representante de muy alto nivel, Rodri Bastier, uno de los tres socios de Promoesport, “es uno de los tipos más listos del fútbol español”. Porque es que encima “suele pasar desapercibido, no quiere dejarse notar”, que es algo que bien puede corroborar cualquier periodista que se precie de tener bien trabajados los mercados futbolísticos. Lo de este tipo “es comisionar tanto cuanto pueda y más”. Y después no querer saber de barcos. Tiene bien metida la cuchara en el reparto de beneficios del balompié patrio, pero, por ejemplo, nada de colaborar con la prensa. Y es que facilitar información le puede estropear negocios o darle confianza a los micrófonos, desde los que se pueden generar preguntas incómodas que cree que no tiene por qué responder.

Bajo esas premisas, bajo esas mismas premisas, Promoesport es cómplice del cirio que esta temporada se tiene montado el Sporting de Gijón. Pero para sí mismo, que no para la agencia. Y todo, con unos orígenes muy claros.

El 5 de mayo de 2020 se supo que el gijonés Javier Rico, un antiguo futbolista de clubes modestos como el Langreo, el Pontevedra o el Nástic, se convertía en el director deportivo del equipo en el que soñó jugar pero nunca lo hizo: el Sporting de Gijón. ¿Sus méritos para ello? Seis años de secretario técnico del Pontevedra, y uno como scout del Zaragoza, el Valladolid y la Real Sociedad. Ahora bien, entre el cuadro donostiarra y el pucelano, ocho años, ocho, que se dicen pronto, bajo las órdenes de Bastier en Promoesport.

Su labor como agente, con una amplia cartera de jugadores en la cantera rojiblanca y estrecha relación con nombres de pasado, presente y futuro sportinguista -Juan Muñiz, Álvaro Bustos, Borja López, Pelayo Suárez o Pedro Díaz entre otros-, le convertía en un habitual de los duelos disputados en Mareo por las categorías inferiores del club. También de los despachos de la Escuela de Fútbol, entablando negociaciones con Raúl Lozano, Nico Rodríguez o Miguel Torrecilla, al que le une una buena relación. Se estaba comenzado a tejar la tela de araña que creció exponencialmente con la llegada de otro cliente de Promoesport: el barcelonés David Gallego. El catalán firmó sólo quince días después de su jefe Rico y así comenzaba a construir un proyecto que precisamente no está sustentado en ganancias deportivas.

Esas llegan, pero en la variante económica, para Promoesport. Y todo, por vía de sus cinco clientes jugadores-ahí es nada- que Gallego tiene bajos sus órdenes. De ellos, tres ya estaban cuando el técnico y el director deportivo desembarcaron: Mariño, Borja López y Marc Valiente, aunque a este Rico lo renovó este verano. Mientras, los otros dos futbolistas Promoesport se incorporaron bajo el mando del actual director deportivo: Guillermo Rosas (promocionado desde el filial) y Fran Villalba (a préstamo desde el Birmingham). A excepción de López, relegado por un Babin inconmensurable, el resto son titulares o juegan con mucha asiduidad (Rosas).

Vamos que aunque seguro que no es algo que tenga en cuenta el técnico David Gallego, el técnico no va a estancar a casi ninguno de los clientes de la agencia que le lleva. La misma que le tendrá que buscar trabajo si las cosas siguen así.

Y es que la Primera, ni olerla. El curso pasado el Sporting no jugó promoción de ascenso, en el actual lleva diez jornadas sin ganar y se acerca a las posiciones de descenso.

Nadie gana con esta situación. Bueno, ganar, lo que se dice ganar, ya ha habido quien ha ganado: Promoesport.

Lo dicho, Rodri Bastier, el más listo entre los listos. Incluso para tratar de hacer creer que es compadre del magnate de Udinese y Watford Gino Pozzo. Falso.