Confidencial: La paradoja de Abel Gómez en el Rayo Majadahonda

El entrenador y el director deportivo Óscar Carazo han dispuesto de 700.000 euros para la confección de la plantilla con la que el equipo competirá en Primera RFEF, 50.000 menos que el curso pasado en la categoría inferior Segunda B

0
562
Entrenador
Abel Gómez, a la izquierda, dándolo todo en la celebración del Rayo Majadahonda. /FOTO: TWITTER AG.
Al entrenador Abel Gómez, y por extensión, al director deportivo del Rayo Majadahonda, Óscar Carazo, les tiene que gustar el riesgo. El riesgo y la aventura. No hay otra explicación al hecho de que hayan estado dispuestos a asumir la paradoja de que en el nuevo proyecto
Entrenador
Óscar Carazo, director deportivo del Rayo Majadahonda.
de la formación madrileña, el que les hará batirse el cobre en el grupo I de la Primera RFEF, se haya elaborado con menos dinero del que dispusieron la pasada temporada en una categoría inferior: la Segunda División B (grupo 5).
Al loro. En aquella oportunidad, el dúo Carazo & Iriondo, finalmente convertido en el actual dúo Carazo & Abel Gómez, dispuso de 750.000 euros para la confección de la plantilla. Una cantidad que es sensiblemente inferior a los 700.000 con la que han compuesto un colectivo casi cerrado, y al que “si acaso falta un delantero”. Del que se espera, en definitiva, que compita sin complejos, pese a que la cantidad hace configurar «un presupuesto medio, bajo, para la categoría».
El caso es que tras el ascenso a la nueva categoría la afición está ilusionada. Las sensaciones generalmente han sido buenas en los tres amistosos disputados -empate contra el Navalcarnero (1-1), victoria frente al Alcorcón (0-1) y derrota con el Leganés (2-1)- pero Gómez se centra en que su equipo prosiga su rodaje para llegar en buenas condiciones al inicio de campeonato. Otra cosa sería dejar de tener los pies en el suelo y olvidar que  ‘la pela es la pela’.