Cero autocrítica en el Guijuelo tras el descenso

“No ha sido cuestión de jugadores, del equipo o de entrenadores; ha llegado por muchas cosas”, ha dicho el presidente Goyo Llorente señalando siempre a factores externos

0
100

Después de que el Guijuelo consumara su descenso, el presidente de la entidad, Goyo Llorente, hace balance de un cúmulo de despropósitos “propios y ajenos”. Pero lo cierto es que en la entrevista que concede a La Gaceta de Salamanca pocos errores distingue en la gestión institucional o deportiva.

“Pues tengo claro que este descenso de la tercera categoría no ha sido cuestión de jugadores, del equipo o de entrenadores; ha llegado por muchas cosas. Se puede decir que viene por un cúmulo de despropósitos propios y ajenos. Entre otras cosas el parón de un mes que hemos vivido ha sido letal; el coronavirus nos golpeó muy duro a nivel de preparación y lo hemos pagado”, comenta quien también habla de “lesiones”, “sanciones” o incluso de la “nevada” en el partido ante el “Coruxo”.

Además, tampoco se arrepiente de no haber echado antes a Jacobo Montes. “La decisión de destituir a los técnicos se hizo cuando se tenía que hacer. No tenía sentido hacerla antes ni tampoco alargar en el tiempo la decisión. Creo que se hizo en el momento oportuno. El cambio fue pensado y analizado”.

Además, Llorente tampoco acusa de nada malo a ‘Chuchi’ Jorqués, que ha conseguido un punto de quince en una serie de cinco partidos en la que van cuatro derrotas consecutivas, ni se plantea con qué representantes ha trabajado la entidad. Y culmina que “el objetivo es poder estar en la cuarta categoría el año que viene, en lo que llaman vieja Segunda B o Segunda RFEF. Creo que no tenemos que desesperarnos por lo que ya nos ha pasado ni tampoco rendirnos. Quedan once partidos por delante, tres de esta Liga y ocho de la que viene, y eso es mucho”.

 

El Guijuelo se la juega con Jorqués, sin experiencia en Segunda B