Borja tiene ‘tocado’ y controlado a su jugador número doce: Riazor Blues

0
726
Entrenador
Borja Jiménez, entrenador del Deportivo en la cuerda floja. /FOTO: RCD CORUÑA

El entrenador Borja Jiménez tiene ‘tocado’ y controlado de cara a la finalización del campeonato en el grupo I de la Primera RFEF al llamado jugador número. O, mejor dicho, a uno de sus jugadores número doce. Y es que La policía ha registrado un total de quince grupos radicales en el futbol español que tienen prohibido recibir apoyo de los clubes. Y entre ellos se encuentran el popular Riazor Blues.

En esta lista negra también se incluyen Symmachiari (Oviedo), Boixos Nois así como Casuals y Cachorros (Barça), Ultra Sur (Madrid), Frente Atlético (Atético), Bukaneros (Rayo), Iraultza (Alavés), Ligallo y Avispero (Zaragoza), Frente Bokerón (Málaga), Biris Norte (Sevilla), Jove Elx (Elche), Indar Gorri (Osasuna), Herri Norte Taldea (Athletic Club) Ultra Boys (Sporting).

La policía ha advertido que estos grupos tienen totalmente prohibido recibir promoción, apoyo e infraestructura por parte de los clubes que sin embargo no pueden prohibir su entrada en el recinto deportivo salvo en los casos donde, puntualmente, se pueda retirar la condición de socio a quien participen en riñas o reyertas. Tanto la policía como La Liga creen que los clubes deben incrementar la identificación de individuos violentos para que a partir de sus reglamentos de uso del estadio se les pueda impedir la entrada.
Fuentes de la Comisión Antiviolencia subrayan que la prohibición de apoyo, de infraestructura, y venta de entradas descansa en la ley de 2007, una ley que obliga a no proporcionar ni facilitar a las personas o grupos de seguidores que hayan incurrido en conductas agresivas ni medios de transporte, ni locales, subvenciones, entradas gratuitas, descuentos, publicidad o difusión o cualquier otro tipo de promoción o apoyo de sus actividades.