Beñat Etxebarria lo vuelve a hacer

En su histórico entreno en la Tercera RFEF, el Urritarra KT, el conjunto de Larrabetzu, de nuevo venció a un recién descendido a domicilio. El histórico Barakaldo hincó la rodilla

0
153

Como suele decirse no hay dos sin tres y el Urritarra KT dirigido por el bilbaíno Beñat Etxebarria volvió a hacer bueno el dicho. El conjunto de Larrabetzu en su histórico entreno en la Tercera RFEF, de nuevo venció a un recién descendido en su feudo. Tras llevarse el botín de La Florida y de Sarriena, los celestes la pasada jornada asaltaron ni más ni menos que Lasesarre. Portugalete, Leioa y Barakaldo las tres víctimas de un enemigo que a priori parecía pequeño pero que está dando más sustos que la declaración de la renta. Los de Etxebarria están de enhorabuena porque se enganchan de pleno derecho a la pelea por la permanencia.

(SIGUE DEBAJO).

Lasesarre claudicó ante la ilusión celeste

Como reconoció Nando Alonso, míster de los fabriles, a la finalización del encuentro, el Uritarra encaró mejor el partido que ellos. El planteamiento de Beñat Etxebarria dio sus frutos y a los veinte minutos de juego ya gozaban de una renta de dos tantos.

En la segunda parte los gualdinegros tocaron a arrebato, con una defensa de tres y volcándose hacia el campo contrario. Gozaron de ocasiones, pero se toparon con una defensa solidaria y con un gran Ekaitz Peñalver bajo palos, que frenó una tras otra las acometidas fabriles ante la desesperación de una grada que veía como su equipo era derrotado ante sus ojos por segunda vez en la presente campaña.

El joven meta bilbaíno, aguantó a los suyos con intervenciones de mérito y el gol materializado por Guillermo que recortaba distancias, llegó tarde como para arreglar el fiasco.

Otra vez en la pomada

Tras esta victoria el Uritarra KT vuelve a verse con opciones de lograr el milagro de la permanencia. Actualmente ocupan la decimoctava posición con trece unidades a tan solo dos puntos de Amurrio conjunto que marca la salvación. Beñat Etxebarria ha demostrado en su debut en las categorías nacionales, que tiene capacidad para hacer de su modesto equipo un autentico matagigantes.