Ángel Rodríguez, que no va a ser destituido, carga contra otros frentes

Tras perder por 0-4 ante el Lleida, el estratega del Hércules pide "perdón", pero insta al vestuario a "mirarse el ombligo". El conjunto del Rico Pérez cae a posición de descenso

0
554

Tras perder por 0-4 ante el Lleida, el entrenador del Hércules, Ángel Rodríguez, vive momentos de zozobra pese a que no va a ser destituido esta semana. Y con un discurso que puede que responda a la realidad disparó contra diversos frentes. “Sé que en el fútbol hay momentos buenos y malos y que en los malos se señala a una persona, pero no tiene por qué ser el culpable de todo”, refirió el técnico, quien cree que todo el mundo en el vestuario “debe mirarse el ombligo”.

Ahora bien, cuando se le preguntó por la destitución Rodríguez señaló que nadie le dijo nada, pero admitió que es algo que entendería “porque llevo 33 años en la profesión y sé las medidas que se toman”.

El estratega reconoció que “hemos hecho un partido malo y no queda otra que seguir trabajando e intentar mejorar”. “El partido me deja preocupado porque hemos dado la peor versión que se podía”, dijo el leonés, quien ve cómo su equipo cae hasta la décimo cuarta posición (de descenso) de la tabla del grupo III. “Pido perdón por cómo está el equipo”, añadió quien señaló “voy a seguir trabajando” mientras no sea destituido.

“Quedar primero va a estar jodido, pero hay tiempo para el playoff. Estamos en una versión mala y atascados, pero el partido de hoy no hace justicia a lo que puede ser el Hércules”, concluyó.