Adrián Hernández, ante el reto de combatir “el show” de otro nivel

El Granada CF quiere convertir al Yeclano en la percha de los palos tras estar viviendo una difícil situación institucional. Debuta Paco López, de quien se promete un juego "atrevido pero no suicida" y que quiere romper la racha de dieciséis partidos que lleva sin ganar

0
369
Adrián Hernández, técnico del Real Murcia. /FOTO: ORM

El técnico de Churra Adrián Hernández se enfrenta este próximo domingo al que se trata de uno de los retos futbolísticos más atractivos de su trayectoria. Con motivo de la primera ronda de la Copa del Rey, se verá dirigiendo al Yeclano frente a un Granada CF que llegará a La Constitución con ganas de demostrar que está a otro nivel y que de la mano de Paco López, su nuevo entrenador, será un equipo valiente pero no suicida y que tiene capacidad para ganar ofreciendo show. Así se le ha presentado en la ciudad de La Alhambra.

Lo realizado hasta ahora por Hernández en el Yeclano es para enmarcar. Al ascenso a la Segunda RFEF de la pasada temporada se une ahora una quinta posición en Liga que invita a soñar con la disputa de la promoción de ascenso a Primera RFEF. Sin duda, un bagaje para quitarse el sombrero alimentado en el último tramo por una racha de seis jornadas sin perder, con tres triunfos y otros tantos empates.

Enfrente se encontrará con un Granada CF impregnado por cierto delirio de grandeza y que transmite altanería pese a su prefabricado discurso humilde. Pero sobre todo, herido de necesidad porque es que la temporada no está respondiendo a las expectativas. El vitoriano Aitor Karanka pagó con su destitución que el equipo sea octavo en la clasificación de Segunda A, lo que deja en muy mal lugar a quien apostaron por su renovación pese al descenso y confeccionaron la plantilla con un presupuesto top en la categoría: el director general Alfredo García Amado y el director deportivo Nico Rodríguez.

En lugar del vasco, que demostró tener mucha personalidad, y ser fiel a sus principios y valores, llegó Paco López, quien en términos generales realizó una buena labor en el Levante y estará deseoso de romper la racha de dieciséis encuentros sin ganar con los que se dio por cerrado su ciclo en Orriols (ocho últimos de la campaña 2020/21 y ocho primeros de la 2021/22, de los que siete concluyeron en empates).

A la espera de demostrar que tiene tanto carácter como su antecesor en el cargo, quien nunca fue permeable a la crítica de la prensa, y después de demostrado que por fichar por el Granada CF estaba dispuesto a cualquier cosa, porque es que fue así, Paco López tiene ahora la oportunidad de demostrar que la plantilla rojiblanca era tan buena como aseguraba.

Adrián Hernández ya sabe lo que es convivir con la enorme presión de un club con hechuras de Primera como es el Real Murcia y tratará de no convertirse en la víctima propiciatoria. En la percha de los palos. Para ello, nada mejor que en La Constitución se cree la atmósfera de las grandes oportunidades.