Confidencial: El grito de alivio de Abel Gómez tras no perder la confianza

Responde a la oportunidad que recibió en un momento crítico con una reacción que supone que el Recreativo se acerque a la cabeza y sea referencia en Segunda RFEF

0
625
Abel Gómez, sentado en el banquillo del Recreativo de Huelva. /FOTO: OFICIAL

El sevillano de adopción granadina Abel Gómez ha experimentado en vivas carnes lo que puede cambiar la vida de un entrenador en cuestión de tres semanas. Del tiempo en el que ha pasado a estar situado muy cerca de la guillotina, a ser referencia en la Segunda RFEF. Y todo por tres triunfos consecutivos que han servido al Recreativo de Huelva para afianzarse en la tercera posición del grupo IV. Y para ser el conjunto de la categoría más en forma junto a Arenteiro, Real Sociedad C y Formentera. Por partes. (SIGUE DEBAJO)

Tras perder ante el líder Antequera el pasado nueve de octubre por 2-0 y ampliarse una racha que ya constaba de dos empates y un tropiezo se cernían nubes negras sobre el entrenador que ascendiera al Rayo Majadahonda a la Primera RFEF y le hiciera disputar fase de ascenso a Segunda. El Decano caía hasta la séptima posición de la tabla con ocho unidades y atisbaba a cinco la única plaza que da derecho al salto de manera directa. Y lo cierto es que se creó una presión social asfixiante, porque es que en Nuevo Colombino la exigencia es muy alta y pese a no dejar de ser un recién ascendido siempre se le pide el máximo al representativo. No eran pocos quienes pedían la cabeza del técnico, del que se dio por hecho que iba a ser destituido, y éste no era ajeno a lo que pasaba.

No obstante, el director deportivo Dani Alejo, al que adorna el mérito de haber construido la plantilla con la que el Recre arrasó la pasada temporada, o aquellas tres con las que el Algeciras ascendió a Segunda B (2018/19), se mantuvo (2019/20) y disputó la fase de ascenso a Segunda (2020/21), no perdió la paciencia. Mantuvo la confianza en Abel y el que fuera jugador del Real Murcia, Xerez, Granada o Córdoba, bien que lo ha sabido agradecer. El entrenador cultivaba íntimamente el convencimiento de que si se le dejaba trabajar saldría adelante y lo cierto es que así ha sido.

Y es que tras la tempestad llegó la calma en forma de victorias -El Ejido B (2-1), Recreativo de Granada (1-0) y Cartagena (0-1)- y ahora el Decano atisba a sólo tres unidades la ‘pole position’.

Ese ciclo triunfal sólo fueron capaces de firmarlo los líderes de los grupos I, II y III -Arenteiro, Real Sociedad C y Formentera- y la reacción es el grito de alivio de Abel Gómez. Del técnico a quien nada regaló nada y que está poniendo las bases para que el Recreativo pueda estar de celebración a final de temporada, que es cuando se ponen las notas y cuajan las consecuciones.