A Iñaki Bea sólo le quedan cuatro comodines

A tenor de lo sucedido la pasada temporada, el Numancia tiene que alcanzar la cifra de 76 puntos para acabar como campeón y conseguir el objetivo del ascenso. En este supuesto, el conjunto de Los Pajaritos sólo se puede permitir cuatro tropiezos más

0
459

Se le complica el objetivo del ascenso a Segunda A al CD Numancia de Soria después del inesperado resbalón que dio ayer en Los Pajaritos ante el Real Unión de Irún (0-2). (SIGUE DEBAJO)

Y todo, como consecuencia de que el equipo capitaneado por el director deportivo Rubén Andrés y secundado por el entrenador Iñaki Bea se encuentra en la décimo cuarta posición del grupo II de Primera RFEF con 17 unidades, a falta de 24 partidos por disputar.

Una cifra más que respetable de choques pero que a tenor de lo sucedido el curso pasado -que es cuando los campeones Racing y Andorra consiguieron 82 y 71 puntos- obliga a los sorianos a lo máximo para conseguir los 76,5 que por promedio se estarían necesitando para acabar en la primera plaza.

Es decir, si el cuadro soriano pierde un mínimo de cinco partidos más estaría diciendo adiós al ascenso directo. Y es que en ese caso, lo más que podría sumar, ganándolo todo, serían 57 puntos, que unidos a los 17 que ya tiene sumarían un total de 74. De modo que por esta regla de tres a los sorianos sólo le quedan cuatro comodines.

Algo que tendría difícil encaje si se tiene en cuenta que la formación soriana ha presentado un presupuesto con unos gastos cercanos a los 4.400.000 de euros.