Salva Ballesta, ante el riesgo de poner en juego su carrera profesional

El aragonés no acaba de dar con la tecla en el San Fernando, equipo en el que se presentó diciendo que "no tengo techo más que el ascenso de categoría porque hay equipo para ello". Tras su desliz en el UCAM de Murcia no puede permitirse otro resbalón si lo que quiere es cumplir con su ambición de convertirse en entrenador de categorías profesionales

0
3373
Entrenador
Salva Ballesta viendo desde casa un encuentro ante el San Fernando. /FOTO: ALGECIRAS CF

El aragonés Salva Ballesta se encuentra ante su ser o no como entrenador. Y todo, como consecuencia de que no acaban de acompañarle los resultados en el CD San Fernando. En un club al que tiene situado en la décimo tercera posición del grupo II de la Primera RFEF como consecuencia de que en su ciclo no ha podido pasar de obtener tres triunfos y otros tantos empates en diez encuentros. En estas veinticuatro horas, Ballesta no está discutido pero es cierto que con su incorporación se esperaban mejores resultados. Eso sí, cuando tomó los mandos la escuadra de Bahía Sur se encontraba en la décimo cuarta posición de la tabla. Un escalón por debajo.

RESUMEN #PrimeraFederación | San Fernando CD Isleño 1-1 Linares Deportivo | Grupo 1 | Jornada 14 – YouTube

Ballesta no se puede permitir otro desliz si lo que quiere es allanar el camino para llegar a entrenar en el fútbol profesional, que es su ambición personal. Máxime teniendo en cuenta que llegó a tierras gaditanas después de no haber conseguido responder a las expectativas el curso pasado en el UCAM de Murcia. Un equipo en el que obtuvo cuatro victorias y cuatro empates en dieciséis partidos y en el que terminó siendo relevado…sin que la escuadra universitaria consiguiera eludir el descenso.

Sin duda, un balance inesperado a la vista de la sensacional temporada que completó en el Algeciras en la campaña 2020/21. Y es que entonces a punto estuvo de lograr la machada de ascender a los de Nuevo Mirador a la categoría de plata -previamente sí que lo hizo a la Primera RFEF- con un balance extraordinario a la vista de la escasez de recursos de los gaditanos -once triunfos y siete empates consiguió en veinticuatro partidos-.

Sea como fuere los expertos coinciden en señalar que el colectivo del San Fernando, con un presupuesto de 1,5 millones de euros, es coqueto, para estar de mitad de la tabla hacia arriba. No para luchar por la promoción de ascenso, porque es que hay rivales mucho más poderosos, pero sí para no encontrarse a un punto de los puestos de descenso.

En circunstancia normales Ballesta va a cumplir los dos partidos -contra Algeciras y Cultural Leonesa- de esta semana pero a nivel personal esa no es la cuestión, sino que no cumpla con sus propias expectativas. «Soy ambicioso y no tengo techo más que el ascenso de categoría porque hay equipo para ello», dijo en su presentación este exjugador que militara en el Sevilla B, el Sevilla, el Écija Balompié, el Racing de Santander, el Atlético de Madrid, el Valencia, el Málaga CF, la UD Levante, o el Albacete.

Lo que queda claro es que consigue mejorar el panorama o sus palabras le van a ahorcar. Y su carrera se va a resentir.