Cantatore y el cisma de su despido en ‘Supergarcía’: «Logró lo que se propuso»

El expresidente del Valladolid Ángel Fernández admite que "fallamos en la comunicación" al recordar que el estratega fue cesado en el programa en directo, pero asegura que la intención del argentino-chileno "era cobrar íntegro el contrato que tenía"

0
565
Entrenador
Vicente Cantatore, en el transcurso de un partido. /FOTO: REAL VALLADOLID

En una interesante entrevista en el diario AS, el expresidente del Real Valladolid Ángel Fernández ha removido el pasado y recordado uno de los episodios que se recuerdan en Pucela con más controversia. Esto es, el despido del entrenador argentino-chileno Vicente Cantatore a la conclusión de la tercera jornada de la campaña 1997/98.

«No tengo la menor duda de que nos equivocamos en la comunicación. Fue un error, fundamentalmente mío, más que de mi hermano Marcos, pero la realidad es que Cantatore quería que lo echáramos, provocó que lo echáramos de distintos modos y el día que pasó lo que pasó en la radio (el técnico fue despedido en directo en el programa SuperGarcía) no estuvimos bien. Esa misma tarde había estado cinco horas hablando con Vicente, en mi despacho, de muchas cosas. Me dijo que todo estaba bien y luego llegó a la radio y dijo todo lo contrario», ha comenzado diciendo el dirigente.

Ángel Fernández también señaló que «entiendo que para muchos aficionados Cantatore es un héroe, pero los responsables de los clubes son personas que invierten un dinero, muchas veces lo pierden, pero no hacen goles, ni ganan partidos. Es mucho más fácil criticar a los gestores. Creo que Cantatore logró lo que se propuso, que es que lo echáramos y cobrar el contrato que tenía, nosotros nos equivocamos en la comunicación, afectados, claro, porque mi padre estaba enfermo y fuera, a miles de kilómetros, y no tuvimos la tranquilidad y la sensatez de actuar como siempre lo habíamos hecho. Creo que fue la única vez que cometimos un error importante y es una pena que tuviera esa trascendencia».

En esa misma dirección, Fernández ha comentado que «claro que no sucede habitualmente que se comunique en directo, a un entrenador, su destitución, pero realmente no teníamos que haber participado en aquel programa y sí haber esperado al día siguiente a hablar con él y, probablemente, tomar la decisión de despedirlo de una manera más lógica y coherente. Nos equivocamos en las formas, no en el fondo. De hecho, en los años consecutivos la situación deportiva fue muy bien. Es una pena que aquello tuviera tanta importancia en lo que hicimos mi hermano y yo porque mi padre no tuvo nada que ver».