Las últimas confesiones de Ibai Gómez

El exjugador del Athletic, Alavés o Dépor desvela que "quiero ser entrenador" y que dejar La Coruña fue porque "noté que no me compensaba y veía que no aportaba lo que podía o creía"

0
1898

 

El bilbaíno Ibai Gómez, exjugador del Athletic, del Alavés y del Dépor, ha realizado unas últimas confesiones después de apartarse de la práctica del fútbol profesional. A sus 33 años ha pasado a jugar en el Santutxu, de la División de Honor, pero lo cierto es que tiene otros planes. Por ejemplo, entrenar.

“Mi idea es empezar la temporada que viene. Ahora, paralelamente, jugar, se entrena tres días tengo opción en ir a formarme. No quiero dar nombres, pero estoy con entrenadores en contacto, voy a ir a ver cómo trabajan en su día a día, aparte de mi bagaje de jugador”, ha dicho quien también en el diario AS ha vuelto explicar por qué se salió del Deportivo.

“El año pasado ya medité empezar mi carrera como entrenador, salí de Lezama porque no estaba bien, había perdido la ilusión, Marcelino ya me dijo que iba a tener complicado jugar y lo mejor para todos es que saliera. Mi problema estaba en la cabeza, tenía que parar sabiendo también las consecuencias. Paré y ya medité parar y dar paso a mi siguiente sueño que es entrenar. Me llega unos meses después la opción de jugar la Champions de Asia y me llamó la atención por una experiencia nueva y 40 días de contrato. En verano me llamó Abelardo para el Sporting, pero los nuevos dueños se deciden por otras opciones y la posibilidad del Depor me gustó por proyecto, estructura, por todo…”, declara.

Ibai Gómez señala que “sabía que en el momento que no tuviera la ilusión necesaria, daría un paso a un lado y así ha sido. Si hubiese esperado a otro equipo, habría aguardado hasta enero, pero la idea no era esa. La idea es salir del fútbol profesional. Otro motivo es que mi familia estaba aquí, yo en A Coruña con un niño de dos meses. Cada vez que venía la mayor me decía: ¿Otra vez te vas? Noté que no me compensaba y veía que no aportaba lo que podía o creía. El club se ha portado fenomenal. Ha sido una decisión fácil, meditada y sencilla. El Depor lo entendió”.

Sobre lo de jugar en el Santutxu, Ibai Gómez ha declarado que “siempre he dicho que me quería retirar en ese club, es el club de mi vida, mi padre es el presidente (Mitxelo Gómez), estuve 16 temporadas antes de fichar por el Athletic, 13 de entrenador en sus inferiores. Es mi vida, en mi casa se ha vivido el Santutxu”.

En relación a lo de ser un adicto a las redes sociales, ha declarado que “soy del fútbol de siempre. Las redes sociales… las utilicé lo mismo en el Alavés que en el Athletic, pero las cosas iban bien. Sé el tiempo que les dedico. Cuando va mal sacan cosas en todas partes. Hay que aprender a convivir con los haters, que en mi caso son el dos por ciento, aunque hacen mucho ruido, y no darles importancia. O desconocidos o gente que te tiene envidia. Mira Luis Enrique, si gana el Mundial o lo pierde cambiará mucho el concepto”.