Confidencial: El sigilo de Jorge Cordero para abrir la puerta trasera del Cádiz CF

Álvaro, sobrino del director deportivo, e hijo del scout amarillo, dejó de puntillas el Cádiz B. Ahora juega para el Torrent, conjunto de Tercera RFEF de Valencia

0
464

El sigilo con el que el cartagenero Jorge Cordero ha tratado de abrir la puerta en el Cádiz CF a los futbolistas a los que convenció de su incorporación fue el mismo que el empleado para entornar la trasera y que se produjeran salidas sin ser anunciadas.

Por ejemplo, la de su sobrino, Álvaro, delantero de 24 años, que la pasada temporada ocupó ficha en el filial del Cádiz CF pese a que lo indicado fue que lo que se quería era rejuvenecer el colectivo. Los números no justificaron la incorporación- jugó once partidos, nueve de titular, y no marcó ni un solo gol- y lo cierto es que el atacante acabó diciendo adiós. Y compite ahora en el grupo valenciano de Tercera como exponente ofensivo del Torrent, que debuta este fin de semana.

Álvaro Cordero comenzó la temporada pasada en la Minera, conjunto murciano de Tercera RFEF en el que disputó siete partidos y marcó dos goles -en el mismo partido ante el Mazarrón-. Pues bien, con posterioridad pasó al Balón de Cádiz, equipo de la División de Honor Andaluza (una especie de sexta categoría del fútbol español) en el que disputó cuatro envites y marcó tres tantos -pero también en un mismo choque, ante el Trebujena-.

Hasta el momento de publicar este artículo, y he aquí la clave, el atacante había ostentado la condición de titular en el Cádiz B -conjunto del grupo IV de la Segunda RFEF- en ocho de los nueve partidos en los que tomó parte -no faltó a ninguno- sin tener fortuna cara a meta: cero goles. Pero a partir de entonces, dos encuentros más, uno de inicio, y poco más.

La prueba más evidente del reconocimiento del pecado con quien es hijo de Pedro, el scout amarillo. Fichado justamente semanas antes que a él.