El momento de la austeridad para el bailongo Cordero

0
229
Entrenador
Juan Carlos Cordero, en el centro. /FOTO: CD TENERIFE

El cartagenero Juan Carlos Cordero pasa desde estas pasadas fiestas navideñas por el ser el bailongo director deportivo del CD Tenerife. La filtración en redes sociales de un vídeo en el que tampoco es que se le vea especialmente perjudicado pero sí con la chispa y la desinhibición propias de unas fechas tan espaciales como las que acabamos de vivir ha llegado a diferentes puntos de España. También hasta Granada. A una ciudad donde se le conoce de sobra tras su paso por la entidad rojiblanca y en la que se asimila claramente que el murciano acabará volviendo a su estado de tensión habitual más pronto que tarde.

Especialmente en este mes de enero que como siempre le resultará de grandes oportunidades. Se abrió la ventana para fichajes para operaciones que pueden reportar pingues beneficios, nos estamos refiriendo a los deportivos, y en las que es seguro que el ‘Tete’ incursionará tras estar activo hasta el último día hábil. Cordero es un auténtico depredador en estas cuestas de enero en las que lo general es que los bolsillos estén bajo mínimos y no experimenten subidas sorprendentes.

El equipo isleño es cuarto clasificado, ligeramente descolgado de las posiciones de cabeza. Y tras acometer la friolera de diez contrataciones en el verano, ahora sólo necesita retoques, en opinión del juicioso entrenador Luis Ramis, quien lo que sí que pide es atinar. «La trayectoria del equipo es buena y no hará falta fichar mucho. Ya tenemos una plantilla equilibrada y ahora se trata de intentar acertar con lo que se traiga», expuso.

Es momento pues de que acierte el bailongo Cordero. Y de que los fichajes que puedan llegar no sean a ritmo de flamenquito, sino de la austeridad y la brillantez que necesita la entidad para pelear por las dos primeras plazas y no rezagar el tan deseado ascenso en las islas a la lotería de la promoción.