«Ha sido un proceso duro»: Calle llega al fin de la condena de sus diez partidos de sanción

El entrenador fue castigado por supuestamente pegarle un puñetazo al colegiado en un encuentro del Haro y ante el San Juan se podrá sentar en el banquillo de Las Llanas

0
448
Entrenador
Aitor Calle posa con la camiseta del Sestao en su presentación. /FOTO: OFICIAL

El pasado 5 de abril saltaba la noticia. El entonces técnico del Haro, Aitor Calle, se enfrentaba a un castigo de diez partidos (seis por «insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas» y otros cuatro por «producirse con violencia leve hacia los árbitros») por acusarle el colegiado de darle un «puñetazo en el pecho» y de llamarle «subnormal» a la conclusión del partido disputado en El Mazo ante la SD Logroñés.

La propuesta de la sanción decretada por la jueza de Competición acarreaba también sanciones económicas para el club y para el propio infractor. En concreto: 270 y 180 euros para la entidad y 920 y 1.380 euros para el entrenador bilbaíno. Y todo ocasionado fruto de la presión y de la tensión del momento, por la expulsión en los últimos minutos de un lateral del equipo de Calle.

Pues bien, una vez cumplido el castigo, el preparador se sentará mañana por primera vez al frente del banquillo de Las Llanas. Hoy dirige al Sestao y mañana se medirá a el San Juan. «El proceso ha sido muy largo y muy duro, es complicado de asumir algo tan injusto, pagar por algo que no has cometido es una barbaridad. Tengo muchas ganas de estar ahí abajo y poder ayudar al equipo», comenta el entrenador en El Correo. «Los partidos de pretemporada en Las Llanas ya fueron especiales para mí y ahora todavía más, va a ser un momento muy bonito», ha culminado quien espera no verse en otra igual.

Quien aunque sea de manera injusta ya tiene una mancha en su expediente que le va a costar borrar.