«No habrá prima a Llona por ganar a Mere, esas cosas no existen en la SD Logroñés»

El secretario técnico del conjunto pobre de la capital de La Rioja asegura que "no existe una rivalidad exagerada" con la UD Logroñés y que "nosotros lo que queremos es salvarnos", pues "me da igual" lo que consiga el vecino

0
985
Entrenador
Miguel Chocarro, en la sede de su simpático club. /FOTO: SD LOGROÑÉS

Que el secretario técnico de la SD Logroñés Miguel Chocarro (1991, Estella, Navarra) pasa por ser un profesional humilde y honesto lo percibimos cuando nos apunta que a él sólo se le puede anotar el ascenso de los riojanos a la Primera RFEF (2020/21) porque cuando tuvo lugar el de la Segunda B “yo estaba recién llegado y no había participado en la confección de la plantilla”. Y que encima se trata de un hombre de fútbol comedido y prudente lo observamos cuando le pide al redactor de esta entrevista que haga el favor de enviársela antes de publicarla porque “hemos hecho muchas alusiones a la UD Logroñés” y teme crear polémicas innecesarias. Como es sagrado en la profesión no accedemos a su petición, pero sí que le compensamos desvelando otra verdad: se nota que sólo se siente cómodo hablando “de la Sociedad”. Y es que se muestra cauteloso y reservado hablando del ‘vecino’, que lo es en realidad porque las sedes de las dos entidades riojanas conviven pared con pared en los interiores de Las Gaunas. El caso es que nos resulta gratificante que el que fuera integrante de la secretaría técnica del Levante nos ofrezca una imagen tan llana y cercana de una entidad que en ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA tenemos muy bien vista por recordarnos al histórico CD Logroñés. Y todo, claro que sí, sin que ello suponga menoscabo a la UD Logroñés. Mucha suerte a ambos.

-Son ustedes el hermanito pobre de la capital de La Rioja. ¿Ha tocado ya techo la SD Logroñés?

– No, al final creo que la clave del fútbol es trabajar día a día. En mi caso, tener controlados a un máximo de jugadores, dentro de un modelo de juego. A día de hoy nuestro planteamiento es conseguir la estabilidad y la salvación. Pero nunca se sabe. Mire el Amorebieta, ¿quién iba a decir que consiguió lo que consiguió? Eso nunca se sabe. Yo creo que el club está creciendo y que se está trabajando bien, con prudencia. Aquí sólo cobramos la plantilla, el cuerpo técnico y yo. Ni siquiera lo hace Eduardo Silva, que es el director deportivo y tiene su propio trabajo. Tanto él, como los directivos o el presidente no le ocasionan ningún gasto al club, pese a que se matan a trabajar. Si tienen que desplazarse con el equipo no lo hacen en el autobús de los jugadores. Se van en sus propios coches pagándose ellos la gasolina. Igual que si comen con la plantilla, ellos abonan sus menús.

-Por lo que percibimos en redes la rivalidad con la UD Logroñés es acentuada. ¿Eso llega también a los despachos?

-No, tampoco hay una rivalidad muy exagerada. Es una rivalidad sana. Hay socios nuestros que tienen relación con los de la UD. Para que se haga una idea, lo nuestro no es un Atlético-Real Madrid. No tenemos aficionados de los que se pegan en la calle con los del otro club. Además, los clubes estamos pegados pared con pared. Cuando salimos de nuestra sede podemos coincidir con gente de la UD y nos saludamos con naturalidad. La convivencia es buena.

-Ya, pero entonces hablarán bajito cuando se reúnen…

-Je, je, no es necesario por las ubicaciones de los despachos.

-¿Entonces no habrá prima a Raúl Llona por ganarle a Mere?

-No, no habrá prima. Aquí esas cosas no existen.

-¿Y no fue una apuesta de riesgo firmar a Llona tras su mala experiencia reciente en el filial del Alavés o les tranquilizaba la buena labor que ya había hecho en la entidad previamente?

-Le cuento. Al final, cuando Albert (Aguilá) y el cuerpo técnico deciden no continuar el club  se sorprende al comprobar el gran número de técnicos que estaban dispuestos a venir. Sobre todo, porque son de mucho caché en la Segunda B y estaban dispuestos a asumir las cantidades que pagamos, que son para vivir al día. Pero al final surgió la opción de Raúl Llona, que al igual que Aguilá jugó en el CD Logroñés. Y que es alguien que conoce el club porque ya había estado. Aparte, es conocedor de la categoría y creemos que le puede dar algo más de valor al equipo que otro técnico que va de fuera. El de casa siempre lo va a sentir más.

-Bien, volvemos a meter el dedo en la llaga. ¿Firma ahora la permanencia en el último minuto del último partido si es habiéndole ganado los dos partidos previos a la UD Logroñés?

-Ja, ja, yo creo que la salvación la firmamos todo el mundo, en cualquier circunstancia. Al final jugar y ganar a la UD son los tres mismos puntos que los que habrá en disputa contra el Tudelano, por poner un ejemplo.

-¿Y si la UD Logroñés sube y ustedes se salvan? ¿Sabrá peor la consecución del objetivo?

-Nosotros al final lo que queremos es salvarnos, yo no miro a la UD, me da igual lo que consiga. Para nosotros es un premio estar en Primera RFEF, el año pasado no era nuestro objetivo. Como siempre he dicho esto es para disfrutarlo. Y si todos somos una familia, en el barco todos podremos remar. Confeccionamos una plantilla con jugadores jóvenes y con hambre de la zona y le añadimos alguna pincelada de futbolistas experimentados. Y confiamos en que las cosas nos salgan bien.