Los mensajes ‘subliminales’ de Óscar Cano

“¿Por qué dejáis de hacerle preguntas? ¿Tenéis algo mejor que hacer que retenerlo en esa sala de prensa hasta 2031”?, retuitea el entrenador en un acción con la que parece querer demandar la atención de la opinión pública ante la posibilidad de desbandad en el Badajoz

0
74
Cano
Óscar Cano, en una rueda de prensa . /FOTO: RFEF

Cuando este digital publicó que en el seno del CD Badajoz existía preocupación por la no percepción de la mensualidad de julio, muchos seguidores del club se quedaron mirando el dedo que señalaba, pero no el hecho que tiene toda la pinta que se anticipa: que puede existir ese problema a lo largo de la temporada. Y que si cualquiera que sigue la actualidad de la entidad lo puede percibir así, qué es lo que pueden que estar pensando en su seno.

Que es algo que da la sensación también que el entrenador Óscar Cano quiere que se conozca. Al menos para que la afición sea plenamente consciente de la situación que se vive en el club. En este digital ya se contó también, para desconfianza e hilaridad de algunos, que Cano es muy activo en redes sociales. Y en este sentido, ahora aportamos que el granadino retuiteó el pasado ocho de agosto un mensaje del columnista de El País Rafa Cabaleira que queda claro a quién pudo ir dirigido. Un recado subliminal en toda regla.

“¿Por qué dejáis de hacerle preguntas? ¿Tenéis algo mejor que hacer que retenerlo en esa sala de prensa hasta 2031”?

Lo más curioso de todo es que Cano hizo retuit justo el día después de que el CD Badajoz empatara ante el Sevilla Atlético y a su conclusión él mismo ya encendiera las luces de alarma comentando que necesita tres refuerzos y que hay encima hay jugadores que están recibiendo llamadas de otros clubes. Algo normal y que veremos a ver hasta dónde puede llegar. Porque el riesgo de desbandada es evidente.

Por el comportamiento en redes sociales da la impresión de que hay un sector de la afición que no quiere que se le cuente lo que pasa. Lo que puede suceder en su queridísimo club si no se deja de descansar en castillos en el aire. Y sobre todo, que es un verdadero enemigo el que pone de relieve lo que acontece. El que es pasivo y mira para otro lado, no.

Y todo, tras la detención de Joaquín Parra. De ese señor que efectivamente devolvió la ilusión a la afición con sus grandilocuentes gestos. Ese mismo, en definitiva, al que ahora investiga por si todo aquello lo hizo con dinero negro, con el único fin de blanquearlo, o distraerlo de Hacienda. Tan duro y real como eso mismo.

«No, es verdad que nadie se preocupó en conocer de la procedencia del dinero», dijo al respecto un aficionado en un artículo de El Español.