«Toqué el miedo que mata»

José Rojo 'Pacheta' afonta la desafiante temporada que le espera al mando del Real Valladolid con el convencimiento de que "las vivencias te hacen mejor entrenador y un ser humano distinto”

0
1299
Entrenador
Pacheta, con semblante serio, antes de un partido. /FOTO: TWITTER

El entrenador del Real Valladolid, el burgalés José Rojo ‘Pacheta’, es un tipo que va a estar “persiguiendo sueños toda la vida” con la complicidad de “mi entorno”. Pero también que reconoce encontrarse “feliz como estoy”. Y al que lo que le molesta “es observar la mentira”. Así lo hemos podido descubrir en una entrevista que concedió al programa de Radio Nacional de España ‘La Observadora’, que fue tan larga, en torno a los treinta minutos, como deliciosa. Hoy en ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA nos hacemos eco de la primera parte de ella, en la que quedaron jugosamente entremezclados asuntos personales con profesionales. La desmenuzamos en bloques temáticos para conservar su esencia y no interferir en sus revelaciones.

GESTIÓN DEL VESTUARIO Y FORMACIÓN

“A los jugadores les cuento casi todo. El tema del entrenamiento está muy relacionado con la educación e intento hablar con ellos como hablo con mis hijos, están dentro de la misma edad. Lo más importante que hay es en el manejo de los conflictos. En la vida generalmente se pierde mucho más que se gana. Tenemos que acostumbrarnos a eso. Lo normal no es ganar. Estamos educando en la victoria y en el éxito”.

VIVENCIAS EN LA VIDA APLICADAS AL VALLADOLID

“Vienes de un golpe duro, que es descender a Segunda. Y lo que intentamos traer es la normalidad a una situación complicada. Y sobre todo, el empezar a creer en nosotros. Y todo tiene que ser a través del respeto. A través de respetarte a ti mismo y a respetar al de al lado.  Cuando actúas con cariño, si alguien no lo interpreta así es que no está contigo. A mi eso me lo enseñaron mis padres. Hemos sido una familia pobre en Salas de los Infantes. Mi padre era un trabajador del campo, mi madre una molinera. Pero hemos sido muy, muy felices. Yo he tenido una infancia increíble.  Yo no cambiaría mi infancia para nada. Desde ahí hemos construido unos pilares. Es muy importante que estés orgulloso de ti, que la gente esté orgulloso de ti y que no te tengas que reclamar nada, eso está en nuestras manos”.

ENTORNO PERSONAL

“Chema Monzón, mi segundo entrenador, viene conmigo siempre. Me susurra. Tengo a mis dos hermanos mayores. Tengo a mi mujer y mis hijos, que generalmente son críticos. Y luego tengo a un par de amigos a los que también escucho. Ellos me dicen lo que generalmente no quiero escuchar. El elegir bien el entorno es clave para el crecimiento personal. Y creo que no me va mal”.

LA SOLEDAD

“Esa sensación la viví en Polonia, en Tailandia. En Polonia me manejé con un intérprete, en Tailandia con el inglés. Toqué la soledad que mata. Yo sé por qué una persona que está con otra que se muere después de cincuenta años juntos se muere a los quince días. Y cuando me sucedió aquello supe que tenía que volver a casa. Es difícil ir persiguiendo sueños, pero al final tienes que saber cuánto dura esa energía. Soy alguien de mi familia, de mis amigos, de mi entorno y sé el motor hasta dónde llega. Sé cuánto puedo estar sin ver a alguien querido. Y sé cuándo llega el momento. Yo sé que soy un tipo duro, pero después de estar en Thailandia tengo la confirmación de que lo sé. Las vivencias te hacen mejor entrenador y un ser humano distinto”.

Entrenador
Pacheta da una instrucción frente a la palabra que mejor lo define. /FOTO: ESTADIO DEPORTIVO

INFANCIA

“Yo jugaba al fútbol los domingos al salir de misa. Con los zapatos nuevos. Y tu madre te revoloteaba. El primer entrenador que tuvimos fue el guardia municipal. Yo estoy muy orgulloso de haber llegado a Primera división habiendo salido de Salas y jugando en La Era. Y todavía más de haber llegado a la élite siendo entrenador.  Olvidarte de dónde vienes es un error y gordo. Yo espero no hacerlo. Y si lo hago, que pueda volver hacia atrás”.

APODO

“Viene de mi bisabuelo. Y si vas a Salas y preguntas por Pacheta te van a llevar a mi padre. Al final es un apodo. Siempre me han preguntado por el significado y al final no he sido capaz de encontrarlo. Los apodos en los pueblos se pueden poner por una fuente, por un tejado, por una muralla o por un tejado”.

¿QUÉ LE QUITA EL SUEÑO?

“La salud de los míos.  Es verdad que a veces el fútbol también, pero el sueño me lo quitan los míos”.