Torrecilla, en manos de desaprensivos de la representación

El Recreativo de Granada se va a reforzar con Martín Solar, un jugador que numéricamente no justifica que se vaya a hacer inversión por él y que procede de una agencia de representación con mala fama porque se presta al juego de presuntos comisionistas para poner por las nubes el precio de sus futbolistas, generalmente muy mediocres

0
1789
Entrenador
Rubén Torrecilla, a la derecha, con Antonio Fernández Montesinos. /FOTO: GRANADA CF

Que el Granada CF está verde, muy verde, sorpresivamente verde en algunos aspectosse pone de manifiesto con los representantes con los que está dispuesto a negociar. Lo más granado y honesto del oficio, se podría decir.

Si para sus fichajes de la plantilla en Primera, el que le ha goleado ha sido José Rodríguez Baster con la incorporación de dos efectivos como Pep Boada y David Comamala que ni en sus mejores sueños se imaginaban que iban a ser director deportivo y secretario técnico de un club de Primera división (realmente jefe de ojeadores y director deportivo en la práctica), lo de su filial es para no perdérselo.

Porque es que Comamala, que parece que de tonto no tiene un pelo, atiende a un tipo que responde al nombre de Eduardo Llanos que se ha criado muy mala fama porque presuntamente el futuro de sus jugadores quedan adelantados en páginas de representación y promoción de futbolistas en los que se inflan los precios de los mismos a cambio, seguramente, de ya se pueden imaginar qué.

Y todo, de la siguiente manera:

Nos cuentan que a @martinsolar lo quiere el @fcbarcelona, el @PSG, el @Cosmos el @ManchesterCity , el @RealMadrid, la @SeleccionEspañola @elDreamTeamdeCruyff y el @RecreativodeGranada.

Y claro, luego llega el Recreativo de Granada asustado y paga un tanto por ciento más por el futbolista vaya a ser que se lo quite la selección española. O Johan Cruyff para su Dream Team. Y ojito, que hay en juego un traspaso, que a ver por donde se escapa el dinero. El que tanto le falta a Patricia Rodríguez.

Por cierto los números del tal Martín Solar en el que dicen que fue el peor Racing de Santander de la historia -Solabarrieta tuvo que salir huyendo porque no consiguió jugar fase de ascenso a Segunda A y sólo accedió a la Primera RFEF por el camino largo- fue de 13 partidos jugados, sólo 6 de titular, y dos goles. Se justifica la inversión, claro.

De traca.

Pero es que en este caso concreto nos vamos a ir a la madre del cordero y a hacer nuevos amigos. ¿Qué hay de cierto en que Rubén Torrecilla está aprovechando su cargo de entrenador del filial de Granada para captar o informar de jugadores de la cantera rojiblanca que luego pasan a ser representados por la propia agencia que se ocupa de él?

¿Seguro que no es así?